Vivo Una nueva aventura

Ni Una Menos: “una de las conquistas del feminismo fue politizar lo íntimo”

Lucia Coppa, investigadora del Conicet e integrante del grupo Feminismos y Justicia Penal del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (INECIP), dialogó con Victoria Torres sobre los feminismos en el marco de un nuevo aniversario de la histórica marcha del Ni Una Menos en nuestro país. 

Coppa explicó que el recrudecimiento de las violencias de género en el contexto actual de pandemia está ligado a la centralidad del espacio doméstico: “algo muy significativo que enfatizamos las feministas hace ya varios años es que la casa y las relaciones íntimas e interpersonales no dejan de ser uno de los lugares done se manifiesta con más crudeza la violencia de género”, advirtió. “Hace ya muchos años esto es una conquista del feminismo: politizar lo íntimo, lo personal y los espacios de intimidad como espacios de violencia”, añadió.

Además, subrayó la necesidad de “trabajar sobre los vínculos con nuevas herramientas que no sean las tradicionalmente punitivas o vinculadas al castigo” y explicó que, en ese sentido, la Educación Sexual Integral (ESI) y la sanción y aplicación de la Ley Micaela fueron conquistas del movimiento para prevenir las violencias y crear otras formas de relacionarse. 

“La emergencia del Ni Una Menos ha sido un acontecimiento político muy importante por la masividad no sólo de la consigna sino de todas sus derivas y las transformaciones”, afirmó sobre el aniversario de la marcha del 3 de junio de 2015 y agregó: “Ni una menos fue una consigna muy potente que se ha instalado y ha sido objeto de múltiples apropiaciones en función de las diferencias que existen en los feminismos”.

En ese sentido, Coppa también destacó la importancia de la existencia de diversas corrientes dentro del feminismo porque allí reside su fuerza: “parte de la potencia del movimiento es que no tiene una fijeza. La consigna del Ni Una Menosque  surge para visibilizar los femicidios también es una consigna que se llena de potencia y de demandas de las múltiples violencias que forman nuestras vidas”, sostuvo. 

Por último, Coppa se refirió al papel de los hombres en la transformación de las relaciones personales y afirmó que “el desafió de los varones es poder quebrar la lógica machista que es ordenadora de sus espacios de sociabilidad”.