Ex militar acusó de falso testimonio a una víctima que declaró en juicios de lesa humanidad


Ex militar acusó de falso testimonio a una víctima que declaró en juicios de lesa humanidad

La defensa legal del represor Martín Sánchez Zinny acusó de falso testimonio a la periodista y militante por los Derechos Humanos, Bárbara Garcia. Ella reconoció al genocida como uno de los captores de su madre y lo denunció en el marco de los juicios de lesa humanidad. En el alegato, la defensa del genocida argumenta que ella no podría recordar la cara del capote de su madre porque cuando sucedió el secuestro ella tan solo tenía 9 años.

La denuncia del represor fue rechazada en dos oportunidades y el jueves pasado fue presentada en Casación penal. En caso de prosperar pondría en riesgo el juicio oral por delitos de lesa humanidad que debe afrontar el represor.“Desde el viernes pasado, el día que me enteré de la noticia, hay un antes y un después en mi vida. Los que me conocen saben que soy muy fuerte y muy valiente. Pero ese día me temblaron las piernas. Volví a sentir miedo” dijo García en comunicación con Pasajera en Trance.

El 13 de junio de 1976, un grupo tareas liderado por Sánchez Zinny, entonces subteniente, ingresó a la casa de Rocío Ángela Martínez Borbolla y la secuestró. Rocío era docente, militante del ERP y editora de la revista “El Combatiente”. En la casa estaban sus hijos Bárbara y Camilo, de 9 y 4 años respectivamente. “Cuando nos encuentran Sanchez Zinny me pegó en la pierna con su escopeta para que no me mueva. Se reían irónicamente y discutían qué hacer con nosotros. Fue un hecho de mucho morbo y abuso de poder. ¿Cómo me voy a olvidar de la cara de ese tipo?” dijo García. 

Bárbara declaró como testigo en una causa sobre este operativo que fue instruida por el juez federal Daniel Rafecas. “Me mostraron centenares de fotos de militares que estaban en actividad en 1976 y pude reconocer entre ellos a Sánchez Zinny” dijo.

En base a esa declaración, Rafecas resolvió el procesamiento y la detención de Sánchez Zinny y otros seis o militares del regimiento de Mercedes y en octubre de 2018 elevó la causa a juicio oral y público. Sin embargo, a los pocos meses de estar en Campo de Mayo, el militar sindicado por Bárbara logró el beneficio del arresto domiciliario, al aducir que debía cuidar a su hijo, que tiene autismo y ahora quiere anular el juicio en su contra denunciando a Garcia. 

Compartir:

Ir hacia arriba
-->