Vivo Una nueva aventura

6 de cada 10 personas le perdieron el respeto al coronavirus, según una encuesta

Marina Acosta, directora de Comunicación de Analogías, analizó en AM750 los datos de un relevamiento publicado el viernes. Habló del “contundente” apoyo a las medidas del gobierno frente a la pandemia y de la necesidad de “construir un encuadre”

para iniciativas para la distribución del ingreso, como el rescate de Vicentin.
Aunque bajó de 86 puntos porcentuales en mayo a 75 a fines de junio, el acompañamiento social a las medidas de prevención es “contundente”, afirmó la encuestadora. La primera preocupación entre los 2.800 encuestados es el temor al colapso del sistema sanitario; después viene el temor al contagio. Sin embargo, el 60% cree que la sociedad no está respetando las pautas de prevención, y también un 60% cree que no se va a contagiar la enfermedad

“Hay una percepción de un relajamiento en los controles del estado no solo en opositores sino también dentro del campo de apoyo”, dijo Acosta. Y pronosticó que “el endurecimiento de las medidas va a cerrar canal de fuga de apoyos al gobierno, pero el deterioro económico va a impactar en la imagen del presidente”, actualmente positiva para el 79% de los encuestados.

Mientras el reclamo por mayor apertura de actividades es de alrededor del 30%, “de marzo a junio aumentó la preocupación por el desempleo”.

Al preguntar por el rescate de Vicentin, el sondeo arroja un 42% a favor y 38% en contra, mientras que al consultar por la expropiación, los números son 42% a favor y 41% en contra.

“Nos llamó la atención que el 20% dice no saber sobre el tema -dijo la analista de opinión–. Esta sorpresiva incorporación del rescate en la agenda pública no dio tiempo a encuadrar el tema para los grandes públicos. El encuadre es la estructura mental que conforma nuestra manera de ver el mundo”. 

Para Acosta, “el gobierno no pudo actuar en la construcción de ese encuadre. Pero tiene las bases de opinión para avanzar en iniciativas de distribución del ingreso, como el impuesto a los grandes patrimonios. Dependerá de la convicción que demuestre en los tres grandes frentes que, creemos, ocupan la atención de la opinión pública: la pandemia, la economía y el futuro inmediato”.